oyun oyna 13 de marzo de 1957 en La Habana | ARCHIVO NACIONAL DE LA REPÚBLICA DE CUBA

ARCHIVO NACIONAL DE LA REPÚBLICA DE CUBA

"POR LA PRESERVACIÓN DE LA MEMORIA HISTÓRICA"

13 de marzo de 1957 en La Habana

José Antonio Echeverría BianchEl 13 de marzo de 1957 un grupo de revolucionarios escenificaron en La Habana el asalto al Palacio Presidencial, paralelamente era tomada la emisora de Radio Reloj con José Antonio Echevarría al frente, ambas acciones estremecieron los cimientos de la dictadura de Fulgencio Batista: “No fuimos originales en la idea de atacar el Palacio Presidencial –aseguraba Faure Chomón, fundador del Directorio Revolucionario y su jefe de Acción en 1957-. Esa idea formaba parte del arsenal táctico de la Revolución y era una idea magnífica, que había obsesionado a más de una generación. En la segunda tiranía batistiana (1952-1958), los viejos revolucionarios que habían empezado a conspirar contra el dictador tuvieron ese proyecto, pero no lo ejecutaron pese a que disponían de muchos armamentos y recursos (…) Nosotros lo hicimos de verdad, con José Antonio de jefe, y eso fue lo original. Atacar Palacio era un compromiso de la juventud cubana con la nación.”

Con la suscripción de la Carta de México en agosto de 1956, José Antonio Echevarría se había comprometido con Fidel Castro a unir los esfuerzos del Directorio con los del Movimiento 26 de Julio para derrocar la tiranía y llevar a cabo la Revolución Cubana. Con el alzamiento del 13 de marzo se cumplía parte de ese compromiso. El combate en el Palacio presidencial fue cruento y los revolucionarios consiguieron avanzar hasta llegar al despacho del dictador, pero este había huido. En la medida que avanzaba el tiempo la situación de los atacantes se tornaba precaria ante la carencia de parque y la ausencia del programado grupo de refuerzo que nunca apareció, por lo que se decidió indicar la retirada ante el peligro de que fueran aniquilados los revolucionarios.

No muy lejos de allí, tres autos con 15 hombres llegaron hasta Radio centro (hoy ICRT) con la intención de dirigirse a la emisora Radio Reloj; pistola en mano, José Antonio entró en la cabina de transmisión y conminó al locutor a leer los partes confeccionados previamente por el Directorio Revolucionario, anunciando el asalto a Palacio y la supuesta sublevación de militares opuestos al régimen. Minutos después se oyó la voz del Presidente de la FEU: “Pueblo de Cuba, en estos momentos acaba de ser ajusticiado revolucionariamente el dictador Fulgencio Batista. En su propia madriguera del Palacio Presidencial, el pueblo de Cuba ha ido a ajustarle cuentas. Y somos nosotros, el Directorio Revolucionario, los que en nombre de la Revolución Cubana hemos dado el tiro de gracia a este régimen de oprobio. Cubanos que me escuchan. Acaba de ser eliminado…” De repente la comunicación fue interrumpida, sin que los asaltantes se percataran de ello. A la salida de Radio Reloj, el auto en que se trasladaba José Antonio no tomó la ruta prevista y dobló en Jovellar; en la calle L fue detenido por un tranque de ómnibus; al atravesar la doble vía, se topó con un carro patrullero y se inició el tiroteo entre ambos contendientes, resultado del cual cae el líder universitario.

Resumiendo los sucesos de aquel día expresó Faure Chomón “… si el Presidente de la FEU no hubiera caído en el combate que se impuso cuando cumplía la segunda parte de su plan de llegar a la Universidad, habría continuado hacia Palacio, donde su presencia habría cambiado la situación. Su prestigio revolucionario habría convocado a todas las fuerzas dispersas por los alrededores, empujado a los indecisos o impulsándolos para rescatar el camión con las armas para la operación de apoyo. Hoy estaríamos recordando otra más grande batalla que la que dio aquel 13 de marzo”.

certificado de defunción

Deje su comentario

Nota: Los comentarios estan a espera de moderación, esto puede demorar su comentario. No hay necesidad de reenviar su comentario. Gracias.