oyun oyna “Previsión” en la memoria histórica de la nación cubana | ARCHIVO NACIONAL DE LA REPÚBLICA DE CUBA

ARCHIVO NACIONAL DE LA REPÚBLICA DE CUBA

"POR LA PRESERVACIÓN DE LA MEMORIA HISTÓRICA"

“Previsión” en la memoria histórica de la nación cubana

Lic. Raúl Ramos Cárdenas

Investigador Aspirante del Archivo Nacional

rauloreto@arnac.cu

previsiónUno de los aspectos menos explorados en la historia del Partido Independiente de Color (PIC) es la labor propagandística llevada a cabo por su órgano de prensa, el periódico Previsión, cuyo primer número viera la luz hace 106 años, el 30 de agosto de 1908, a escasas tres semanas de fundado el partido.

Gracias a la colaboración de Tomás Fernández Robaina, destacado investigador sobre temas de la negritud cubana y bibliógrafo de la Biblioteca Nacional “José Martí” pudimos rescatar del olvido este importante documento[1], atesorado en uno de los fondos de nuestra institución, que nos lleva al conocimiento del ideario de aquel movimiento surgido para la defensa de los derechos políticos y sociales de un grupo explotado y excluido sistemáticamente en los asuntos de su propia tierra.

No parece casualidad o una iniciativa tomada “a la ligera” la de los dirigentes del PIC de crear un periódico que sustentara sus postulados ideológicos; la experiencia del periódico “Patria” fundado por José Martí como tribuna de combate del Partido Revolucionario Cubano (PRC) para llevar a vías de hecho la “guerra necesaria” contra el colonialismo español a finales del siglo XIX, indica un singular paralelismo de motivaciones y razones para quienes contribuyeron decisivamente en todas las etapas de la independencia y reclamaban ahora, en la nueva República, el espacio que por motivos de justicia histórica les correspondía.

Sería objeto de una investigación más abarcadora que, evidentemente, no cabe en este artículo, develar todo el entramado de acontecimientos acaecidos entre el 20 de mayo de 1902, proclamación oficial de la República y el 7 de agosto de 1908, fecha de fundación del PIC, para explicarnos aquella escisión en el seno de la sociedad cubana en la que un grupo de veteranos negros y mestizos elevó a nivel de partido sus exigencias, con un programa, bases y estatutos muy progresistas para su época, pues reclamaban en nombre de todos los cubanos, sin distinción de colores, lo cual distingue a esta organización como pionera por la justicia y la igualdad racial en el continente americano.

En conmemoración de un hecho que marcó pauta en la historia de la nación en general y del periodismo en particular -aún los periodistas cubanos nos deben su análisis correspondiente- ponemos a disposición del lector el facsímil de la primera plana de aquel número inicial de Previsión. Como puede apreciarse, conserva claramente la fecha exacta de su fundación y también el nombre de su primer administrador, el Sr Juan Brindis, así como que dicho ejemplar fue publicado en el año 1908 (Año I Número 1) lo cual ayuda a aclarar ciertas inexactitudes en cuanto a este hecho histórico.

El documento puntualiza la dirección del territorio en que fuera fundado, en el actual municipio de la Habana Vieja, la redacción e imprenta estaban situadas en la calle Amargura 63 entre Aguacate y Compostela,  residencia particular del presidente del PIC Evaristo Estenoz y en el mismo sitio donde se fundara la organización el 7 de agosto del propio año 1908.

Se destaca el editorial de primera plana titulado “Nuestro Programa” que, aunque carece de firma, deja ver entre líneas la huella del carismático presidente de los Independientes de Color y también director-propietario del periódico, lo cual nos informa sobre las posibilidades económicas reales que tuvo esta personalidad para emprender y liderar su proyecto político. Varios datos, corroborados durante el curso de nuestra investigación sobre el tema, muestran que su profesión era la de maestro de obras de la construcción,  lo que dio determinada solidez económica a su empresa, a lo que podríamos sumar su capacidad intelectual y dotes de organizador adquiridas seguramente durante su participación en la última etapa de la gesta independentista. Su roce, durante el exilio en los EE.UU, con personalidades que ensancharon su universo político y a sus relaciones personales con destacados líderes negros de la época como Juan Gualberto Gómez y Rafael Serra, entre otros[2], también contribuyó, sin dudas al alcance de este proyecto editorial.

En lo que se refiere a Previsión y su labor de propaganda mucho podría comentarse: desde sus encendidos artículos en contra el racismo en Cuba -muchos de ellos excelentemente fundamentados desde el punto de vista histórico- hasta las denuncias por corrupción  y desmanes políticos presentes en el gobierno de José Miguel Gómez.  Esto conllevó a la creación de las secciones “Baterías de rebote”,  “Cinematógrafo cubano” y “Al trote” como espacios exclusivos para ejercer dicha crítica, en la que se combinaban las verdades más amargas con la jocosidad y el desenfado propios del cubano.

No obstante, se hacía evidente que ese tipo de discurso iría quebrantando, en cada nueva edición, los límites que el poder oficial imponía a las supuestas libertades de información y asociación prescritas en la Constitución. El pronóstico de sus redactores de que Previsión se convertiría en órgano de circulación diaria para el año 1910, no se cumplió. Las reiteradas críticas hacia el gobierno por parte de sus simpatizantes, fueron restándole posibilidades de circulación, pues centraba en la controversia racial un programa que urgía de acciones de mayor envergadura para convencer y ganar adeptos entre la población cubana, mas allá del color de la piel.

Si a ello agregamos las limitadas posibilidades económicas a raíz del proceso judicial al que estuvo enfrentada la organización en abril de 1910,  puede concluirse que el destino de Previsión estaba marcado; no era posible que una organización de “revoltosos y racistas”  fuera el látigo y estigma de un gobierno dirigido por un general blanco del antiguo Ejército Libertador, cuyo triunfo en los comicios de noviembre de 1908 estuvo santificado por el gobierno de ocupación norteamericano y, paradójicamente, también por el voto mayoritario del electorado negro.

En resumen, podríamos afirmar que a pesar de impedimentos y avatares de todo tipo, la labor de propaganda y movilización de los independientes continuó a través de las páginas de otros medios como “Reivindicación”, de Sagua la Grande; “Unión Oriental” y “Libertad”, en Santiago de Cuba, hasta el fatídico verano de 1912 en que la represión a la protesta armada del Partido puso fin a tan polémico, como reivindicador movimiento social.

En el 106 aniversario de la aparición de aquel combativo medio de prensa, sirva la transcripción de su editorial  para recordar a una publicación olvidada en la historia de Cuba, y de homenaje hacia aquellos luchadores por la justicia que en el mundo de hoy se enfrentan  al flagelo de discriminaciones, exclusiones y precariedades de cualquier tipo.

Nuestro Programa

Previsión viene al estadío de la prensa a sentar un principio, hasta hoy obscurecido por los directores del los partidos políticos, a pesar de ser constitucional: y es la práctica de los derechos políticos de todos los nacidos en Cuba, sin pretericiones siempre odiosas e inadecuadas.

Nuestro lema en el momento actual es “Cuba para los cubanos”; nuestra profesión de fe, el liberalismo de estado.

En las presentes elecciones no somos sistemáticos partidarios de nadie, nuestro propósito es interesar en la conservación de la República a todos los habitantes de esta tierra que en ella tengan intereses o afectos, sean nativos o extranjeros.

Nuestro primer propósito será despertar en el corazón honrado y siempre noble de nuestros hermanos en raza, el cariño a la libertad, a la justicia y a la cordialidad que debe ser el lazo de unión que ligue a todos los nativos de esta tierra.

Así, pues, no podrá haber libertad, justicia ni cordialidad, si el predominio de una raza sobre la otra tuviera que ser la norma de la vida política, porque de dos cosas, habría de resultar una: o llegábamos los hombres de color a un envilecimiento tan probado que mereceríamos el desprecio de propios y extraños o en un momento siempre deplorable para Cuba, nos veríamos compelidos por la injusticia de nuestro medio, a provocar una situación bochornosa para todos, lo mismo para nosotros que para los blancos.

Previsión, inspirándose en el amor a la patria y en la conservación de nuestra nacionalidad armónica para todos, tal como la soñó Martí y dieron su sangre para conseguirla Maceo, Garzón, Roután, Moncada,Vérguez, Crombet, Ibonnet, Guerra, González, Borrero, Gil, Bandera y toda esa ilustre pléyade de negros cubanos que sucumbieron como buenos en holocausto de la libertad cubana.

Y por esos ilustres muertos, nosotros, sobrevivientes del último combate entendemos que la República morirá al nacer por segunda vez, si nosotros en las próximas elecciones no vamos a las urnas como un solo hombre a sacar triunfantes a los hombres de color que el pueblo haya designado para que nos representen en las esferas oficiales.

Previsión dedicará todas sus energías a la consecución de este propósito, no porque nos anime ningún fin utilitario, sino porque es un deber nuestro evitarle a Cuba días amargos de pavorosa conmoción que han de venir innegablemente si aquí se establece una nacionalidad para el goce y disfrute exclusivo de los cubanos blancos.

El patriotismo es nuestra norma, hombres de color; el amor a Cuba es nuestra fuerza.

Con la ley electoral vigente, dentro de los partidos políticos no alcanzaremos representación alguna. Urge, pues, que el día de las elecciones estemos unidos y disciplinados apoyando a nuestros candidatos, previa y oportunamente presentados, para poder alcanzar el respeto y consideración en nuestra tierra y no deshonrar con nuestra actual conducta la muerte de tantos muertos ilustres de nuestra raza, que sacrificaron lo mas florido de su existencia para legarnos una patria libre.



[1] Ver: Fondo Especial No 50-7

Agradecemos la valiosa ayuda de Tomás, asiduo visitante de nuestra sala de investigaciones por mucho tiempo, para localizar este número de Previsión en los inicios de una búsqueda que emprendimos un grupo de investigadores de la institución, tarea que culminó – entre otros resultados – con la publicación del libro Apuntes cronológicos sobre el Partido Independiente de Color, de Ediciones Santiago, en el año 2012 de los autores: Bárbara Danzie León, Loreto Raúl Ramos Cárdenas, Doreya Gómez Véliz e Iván Dalai Vázquez Maya.

[2] Ver: Archivo de la Comisión Revisora y Liquidadora de los Haberes del Ejército Libertador de Cuba. Quinto Cuerpo de Ejército.  Leg 18 exp. 38




Lic. Raúl Ramos Cárdenas

Investigador Aspirante del Archivo Nacional de Cuba

rauloreto@arnac.cu

Deje su comentario

Nota: Los comentarios estan a espera de moderación, esto puede demorar su comentario. No hay necesidad de reenviar su comentario. Gracias.