oyun oyna Historia | ARCHIVO NACIONAL DE LA REPÚBLICA DE CUBA

ARCHIVO NACIONAL DE LA REPÚBLICA DE CUBA

"POR LA PRESERVACIÓN DE LA MEMORIA HISTÓRICA"

Historia

Fundado el 28 de enero de 1840, con el nombre de Archivo General de la Real Hacienda, el actual Archivo Nacional de la República de Cuba, fue la quinta de estas instituciones creadas en América Latina, luego de Argentina (1821), México (1823), Bolivia (1825) y Brasil (1838), para atesorar y proteger los documentos, siguiendo el espíritu de conservación documental que comenzara con el reinado de Felipe II en España y sus ordenanzas de 1569.

Desde entonces, hemos recopilado en 221 fondos la documentación de las sucesivas administraciones coloniales, neocoloniales y algunas del período revolucionario; la perteneciente a relevantes personalidades de la cultura y la política y la que generaran escribanos notariales, órganos consultivos, sociedades, compañías, institutos, museos, universidades, en fin, toda la variedad de formas en que se organiza la sociedad civil. De especial interés resultan, por ejemplo, los fondos que reseñan las contiendas bélicas anticoloniales, pues atesoramos, entre otros, el archivo de guerra del general Carlos Roloff, el fondo del Gobierno de la Revolución de 1895, imprescindible para investigar las interioridades del Ejército Libertador, la documentación del Partido Revolucionario Cubano, La Colección de Documentos sobre Asuntos Políticos compilados por el Archivo Nacional, que agrupa temáticas tales como corzo, piratería, movimientos sediciosos, levantamientos de negros, resoluciones gubernativas y expedientes sobre la intervención norteamericana, entre otros.

Constituimos, con casi 27.5 kilómetros de documentos, el mayor testimonio para historiar nuestra nacionalidad, nuestros orígenes y evolución posterior.

No sólo apoyamos las investigaciones estrictamente académicas en el ámbito histórico, sino que respondemos a las demandas de los más disímiles especialistas; etnólogos, lingüistas, arquitectos, músicos, arqueólogos, sociólogos, periodistas, economistas, médicos, cineastas, juristas y todos aquellos interesados en recabar las respuestas del pasado; de un pasado que revivimos para ellos a través de una dinámica informacional moderna y potencialmente creciente.